El rol del gay en Caracas

 

PhotoGrid_1405406934234

Caracas es una de esas ciudades de Latinoamérica, y del mundo, donde aún se le pregunta a un homosexual, sea gay o lesbiana, por quién es el macho o la hembra de la relación. No solo para alimentar la curiosidad de quién se coge a quién y quién paga las salidas al otro, sino que, más allá de eso, la pregunta se le hace a estas personas homosexuales como si se tratase de un objeto u animal que actúa por instinto, y no como un ser pensante que forma parte cotidiana de la sociedad. Aún, a pesar de ser medianamente aceptado, ser gay es ser raro.

Particularmente, en Venezuela, se puede generalizar al homosexual en dos categorías: el del pueblo y el de la ciudad. Entendiendo como pueblo aquellas zonas donde, a pesar de existir un alto índice de personas que usan Facebook y Twitter, siguen con una mentalidad de “no globalización”. Y, ciudades, aquellas zonas donde hay una mayor consciencia de la civilización, además de una infraestructura aceptable.

1El gay de pueblo generalmente es visto como una “loca” o “camión”. Esto sucede claramente porque, al no haber una aceptación popular, tienden a salir del closet aquellos clichés estereotipados, y los homosexuales que no se sienten identificados con ello, terminan algunos, por formar una familia y vivir infelices.

Con la ciudad pasan muchas cosas. No hay un solo tipo, sino que la vida agitada obliga formar distintas personalidades. Pero, hablemos de Caracas. En esta ciudad hay muchas miradas abiertas y ciegas. La ciudad vive en un constante agite, de hecho, es una de las ciudades más caóticas de Latinoamérica y, me atrevo a decir que la más insegura. Y dentro de ese caos, te pasan miles de personas al lado y no te das cuenta de cómo es ni de quién es. A veces, a tu lado hay un beso lésbico y no reparas en ello, a menos que te sientes a observar, lo cual pocos hacen.

Hace poco, un profesor cuenta que en el centro comercial San Ignacio, en la parte trasera del mismo, frente al colegio, hay un grupo de muchachos que viste de negro y que, probablemente, consume drogas a escondidas, pero además, practican evidentes actos homosexuales en público. Y esto es un tema sin fin: la relación de las drogas con la homosexualidad.

Cuando se repara en la presencia de un gay, inmediatamente se asocia con todo lo negativo de una sociedad, a esto me refiero con drogas, ETS, aborto, delincuencia, entre otras cosas. ¿Por qué? Porque además de haber un tabú religioso, hay un cierto temor por la destrucción de la familia o la extinción de la raza, para ser extremistas. Esto, por supuesto, es una estupidez.PhotoGrid_1405406975338

Es cierto que Caracas tiene una tasa de mortalidad bastante alta, pero la de natalidad no se queda atrás. Pero más alta aún, es la tasa de prejuicios y de gente que vive con el “qué dirán”. Y no es de extrañar, si todavía hay personas que creen que comer con los codos sobre la mesa es atentar contra el orden mundial y que creen que seguir el famoso Manual de Carreño es seguir a lo bueno. Hay que tener claro que ese manual no es más que un intento político de convertir a Caracas en una París tropical, durante el gobierno de Guzmán Blanco. Nunca nuestros gobernantes han dejado de ser “wanna be” y, siempre han querido convertirnos en otra cosa. Demás está el hablar del gobierno actual.

Esta es una sociedad que cree en un Dios de algunos, no en un Dios de todos. Que aunque el papa apruebe la homosexualidad, el católico caraqueño seguirá negándola. Y, además, es una sociedad tan polarizada, que los derechos son de unos y no de todos. Caracas debería quererse un poco y comenzar a ser una ciudad bonita.

¡Si te gustó, compártelo!

Anuncios

8 comentarios en “El rol del gay en Caracas

  1. Me gusta mucho cuando se tocan estos temas. Hace poco leía un artículo donde se hacía enfasis en la discriminación que se ve en la mayoría de las ciudades de España, aun cuando el País aprueba el matrimonio gay. A mi parecer, para exterminar de una vez con todo esto, se debe enseñar a los niños que existen gustos y preferencias que van más allá de la heterosexualidad… Hablar claramente de las cosas, de un hombre que tiene una relación con un hombre; sin tener que decir: “Esos son maricos, aquel es el marido y el otro es la mujer”. Sólo así se romperá la red de discriminación que han venido implantando nuestros antepasados, como un chip maldito que entierran en el cerebro de los infantes desde muy pequeños. Cuando se llegue a ver esto como algo natural desde la niñez, no existirán prejuicios al crecer. Lo que se esconde no sólo crea desconocimiento sino también curiosidad e ignorancia y la combinación de estos 3 factores genera la discriminación hacia los homosexuales.

    Me gusta

  2. La verdad, que articulo tan fragmentado en su composición. Comienza un párrafo y en vez de terminar su desarrollo, se extiende en ideas absolutamente desconectadas del planteamiento inicial. Que pena! Desperdiciar una oportunidad de aclarar ideas y creencias equivocadas -de muchos- acerca de los homosexuales

    Me gusta

    • Es una opinión, cierto??. A mi humilde parecer, cuando alguien hace una crítica, también debería de plantear ciertas pautas, soluciones, consejos o como se le quiera llamar, para que posteriormente los errores puedan ser subsanados. Si quieres ayudar al titular de este espacio, puedes empezar por eso.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s