“Estamos en Venezuela”

20140524_145612[1]

Con mucha rabia lo digo. Estoy harto de escuchar la bendita frase que utilizan muchos venezolanos para justificar la mediocridad de nuestro país, me refiero a esa que está en el título: “Estamos en Venezuela”. La frase es utilizada en casi cualquier contexto donde algo, que debería funcionar, no funciona.

Hace unos días estaba sacando unas copias en un centro comercial de la ciudad, cuando llega un señor comentando que el sistema de estacionamiento es un desastre, que viajó a México y todo era más organizado, utilizaban una mejor tecnología y sistema de seguridad para el parqueo de los vehículos. A esto uno de los empleados respondió: “Estamos en Venezuela”.

¿Quiere decir entonces que no debemos avanzar ni quejarnos porque “estamos en Venezuela”? Esta frase es aceptar la derrota y celebrar la mediocridad de nuestra nación, es hundirnos en nuestro propio estiércol.

32Recientemente se estrenó una película muy taquillera y la fui a ver acompañado en un centro comercial del interior del país. Conozco muy bien ese cine y sé que la sala donde se realizó el estreno, no era la más grande y se estaba desperdiciando un espacio muy aprovechable dado el boom de la película. Lo comenté a mi compañero y me respondió: “Estamos en Venezuela”.

La semana pasada estaba manejando en la avenida Intercomunal Barcelona-Puerto la Cruz y se me atravesó un Bus Anzoátegui, esos rojitos que en Caracas son llamados Bus Caracas. Tenía a mi prima de copiloto y hago pública mis quejas de cómo ese transporte público se ha marginado en el Estado Anzoátegui. Argumento: ya dejan pasar a buhoneros, no cierran las puertas con el fin de conseguir más pasajeros y abarrotar los buses sin respetar el orden de las paradas, no encienden el aire acondicionado aunque sí funcione, utilizan un recolector en vez del sistema de ticket, y en la decoración del parabrisas no pueden faltar las toallitas de los Looney Tunes y los perritos que balancean su cabeza de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba repetidas veces. A todo esto mi prima responde: “Estamos en Venezuela”.

Me molesté mucho y, aunque muchos no lo compartan, considero que en Caracas este sistema funciona mejor. En un Bus Caracas o Metrobús, es impensable ver a un buhonero ofreciendo sus productos o al chofer incumpliendo con las paradas. Seguramente habrá ha20141008_051851[1]bido algún caso que, particularmente, desconozco y agradecería relataran en los comentarios. El punto es, que Caracas también es Venezuela y, a pesar de ello, se nota el contraste cultural con la región Oriental del mismo país, por seguir un ejemplo.

En el aeropuerto de Barcelona- Anzoátegui, anuncian la salida de mi vuelo hacia Maiquetía, o eso parecía, porque no se escuchaba nada, a lo que una chica a mi lado le dice a su pareja que deberían colocar la salida del vuelo en las pantallas. El chico responde: “Estamos en Venezuela”.

Entonces lo ideal en nuestro país es no quejarse y no hacer la diferencia, o eso parece, porque “estamos en Venezuela”.

¡Si te gustó, compártelo!

Anuncios

8 comentarios en ““Estamos en Venezuela”

  1. Me da mucha risa este post… actuas igual que lo que criticas.. hablas de quejarte, pero solo escribe un post en un blog, eso es lo mismo que poner un estado en FB o un tuit… No veo que seas muy diferente al señor que se quejo en el centro de copiado, mas de lo mismo. Creerse ser correcto y estar en lo correcto a diferencia de los demás creyendo que no eres parte de lo mediocres que somos todos, criticando algo que es obvio y que igual haces (si solo me remito a tu post), tal vez para sentirte mejor. Y que posiblemente te molestes porque si estamos en Venezuela y el Venezolano tiene un ego que nunca entendere, no les gustan las criticas, sabes cuando uno sabe que tan mediocre es… precisamente cuando uno conoce otras personas, otras tierras y otras culturas con la mente abierta a aprender, alli uno se da cuenta pero esa gente que viaje y llega, el tal pais esto y lo otro se fue y vino con ego.

    Me gusta

  2. Pingback: "Estamos en Venezuela" | Noticias de mi Tierra

  3. pero, entonces es mentira que la mayoría de las cosas en Venezuela no funcione ? xd tampoco es que hay que negarlo pues. la gente está tan cansada de ver tantas mierdas inservibles en este país que es como que normal decirlo.. “bueno sí pues, estamos en Venezuela”. no necesariamente porque está diciendo que NO te puedes quejar pero se ha convertido en una mini explicación para no encabronarse tanto por algo que realmente no puedes resolver tú solo . por ejemplo , el comportamiento de los autobuseros (que son unos becerros) o algún retraso o mal funcionamiento de un aeropuerto, terminal, ferry etc. aunque tampoco hay que negar que mucha gente tiende a exagerar ..

    Me gusta

  4. Muy buen escrito, entre esa frase que describes y la de “pero tenemos patria”, realmente creo resumen el conformismo y la mediocridad del Venezolano como pueblo, pero también fueron las razones por las que me fui del país.

    Por mucho que me comportará como si viviese en Canadá (usando un comentario anterior), muchos no lo hacían y me complicaban mi estadía en mi país natal.

    Hemos aprendido que para que hacer las cosas bien, total vivimos en Venezuela y es muy triste que seamos tan denigrantes con nuestra patria, ese comportamiento se ve mucho en los vuelos de avión. Una vez montados en Maiquetia con destino al extranjero el pasajero Venezolano se comporta y mantiene las normas por miedo a ser bajado o multado en el país destino, pero por el contrario, cuando se retorna a Venezuela, suelen ser un desastre, no apagan el móvil ni usan el cinturón como es debido hasta que los hayan regañados un par de veces. No lo digo yo, pregunten a cualquier azafata de vuelos internacionales.

    Saludos.

    Me gusta

  5. Mientras hagamos colas, mientras asistamos a conciertos musicales del Gobierno así no estemos de su parte, mientras no haya buena educación a los niños de parte de sus padres, mientras no nos eduquemos y mejoremos nosotros mismos los adultos, mientras las mujeres estén pendientes de las tetas y el culo grande más no del cerebro, mientras los hombres estén pendientes de marcas de celulares arrechos y el bendito mojón mental de LAS MARCAS, no dejaremos de ser mediocres.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s